Seguramente alguna vez te preguntaste de como se fabrica la cerveza y por que hoy en dia podemos encontrar tantas variedades. En una serie de articulos intentaremos darte una primera aproximacion a este atrapante mundo.

Para que la cerveza pueda ser concebida se necesitan 4 ingredientes principales: El grano, el lúpulo, la levadura y el agua. Estos ingredientes forman la base de todas las recetas y cada uno de ellos juega una parte importante en la elaboración de la cerveza.

El agua:

Es el elemento más utilizado en la elaboración de la cerveza. La calidad de este ingrediente es extremadamente importante ya que representa hasta el 95% del contenido de la cerveza. Los minierales del agua se puede quitar mediante un filtrado para luego ajustarlos mediante adicion de los que correspondan al perfil de agua buscado segun los requisitos del estilo de cerveza que se elabora. De hecho, muchos estilos de cerveza son conocidos por el agua que usan.

Los granos:

 Normalmente son de cebada aunque también otras variedades son utilizadas (trigo, avena, etc). Este ingrediente es prácticamente el alma de la cerveza, ya que aporta los azúcares que la levadura fermenta después. Además, le proporciona el color a la cerveza y contribuye en gran medida en el sabor, aroma y cuerpo final del producto. También, las proteínas del grano ayudan a formar y mantener la cabeza (espuma) en la cerveza.

 

La levadura:

La levadura es la responsable de la fermentación, la parte vital de la cerveza, la que hace la magia de transformar el azúcar en alcohol. Los cerveceros tienen la labor de elegir la variedad de levadura según el estilo de cerveza que quieran hacer.

Hay 2 tipos principales:

Levadura Ale: Fermentación superior (15-23° C) 

Levadura Lager: Fermentación inferior (4-15° F)

La levadura también influye en el sabor final, generalmente agregando notas afrutadas, pero su trabajo principal sigue siendo el de convertir parte de los azúcares que se extraen del grano durante el proceso en alcohol, CO2 y otros derivados.

 

El lupulo:

Otro importantísimo ingrediente es el lúpulo el cual aporta la amargura esencial para equilibrar la cerveza compensando la dulzura de la malta. Además de agregar ese amargor, el lúpulo también da sabor y ese peculiar aroma derivado de sus aceites.El momento en que se agregan los lúpulos determina el sabor y amargor de la cerveza.El lúpulo también le da a la cerveza estabilidad ayudando a que tenga más vida útil ya que le aporta antisépticos que retardan su degradación.

¡Ya conoces los 4 ingredientes de una cerveza, en proximos posteos te vamos a ir contando mas en detalle la importancia de cada uno y como las diferentes combinaciones de los mismos pueden generar una infinita cantidad de estilos diferentes.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.